Qué hacer en Ibiza

By 9 agosto, 2018Sin categoría

FARO BOTAFOC

Uno de los elementos más emblemáticos del Puerto de Ibiza es el faro Botafoc, que en 2011 cumplió 150 años de vida.

Dar un tranquilo paseo cualquier día soleado por la avenida de Juan Carlos I de Ibiza, hasta llegar al faro es una opción más que recomendable. El paseo recorre los puertos deportivos de Marina Botafoch y Marina Ibiza, y es perfecto para practicar ejercicio al aire libre, mientras disfrutamos de las vistas a la ciudad antigua. El puerto pesquero es un lugar especialmente idóneo para captar bellas imágenes de barcos de pesca, enmarcados por un fondo de Dalt Vila.

Desde los pies del faro, se contempla la imponente torre blanca de 30 metros que se erige sobre un acantilado a pie de mar. Se dice que antiguamente se encendían fuegos en la cima del islote de Botafoch para poder orientar a los navegantes. De aquí parece provenir el nombre de este faro, que traducido significaría “sale-fuego”. Botafoc fue pionero en electrificarse en 1918 y también fue uno de los primeros faros que dispuso de vivienda de dos plantas para los torreros. De hecho, este es el último faro habitado de las Pitiusas.

SES SALINES

Ses Salines fue declarado Parque Natural en el año 2001 y constituye una de las visitas imprescindibles que hay que realizar en Ibiza. El territorio de la reserva abarca casi 3.000 hectáreas terrestres y 13.000 marinas, alberga buena parte de las praderas de posidonia oceánica.

En la antigüedad, la sal era un elemento vital, ya que permitía la conservación de los alimentos. El “oro blanco” constituía un factor de riqueza allá donde se producía, hasta el punto de ser utilizada como moneda de cambio en distintas épocas. Éste acoge no sólo los antiquísimos estanques de las salinas, sino también las playas de Es Codolar, Ses Salines, Es Cavallet; la cala de Sa Sal Rossa; las torres defensivas de Es Carregador y Ses Portes, la iglesia de Sant Francesc y la capilla de Sa Revista. En la casa parroquial de Sant Francesc, junto a la iglesia, se ubica también el Centro de Interpretación del Parque Natural de Ses Salines, donde puede conocerse con detalle la flora y la fauna de la reserva, así como la historia de los estanques.

En cuanto a la fauna que podemos encontrar en el Parque Natural de Ses Salines, debemos destacar su ubicación como lugar de paso para un gran número de aves en su migración. Hasta 210 especies de aves pasan por Ses Salines cada año, entre la cual la más esperadas son los flamencos, que cada año descansan y se alimentan varios días en las lagunas para deleite de los ibicencos. La riqueza y variedad de los ecosistemas que se encuentran en el Parque Natural de Las Salinas, que incluye playas de arenas, de rocas, sistemas dunares, marismas, lagunas y acantilados son parte, a su vez, de la riqueza de la isla. Saber conservarlo conseguirá preservar el Patrimonio y encanto de Ibiza.

ES VEDRÁ

Uno de nuestros lugares favoritos en Ibiza y más visitados tanto por ibicencos como turistas, es el islote de Es Vedrá.

Esta enorme pirámide de roca de 382 metros sobre el mar, se encuentra situada al suroeste de la isla, frente una de las calas más famosas Cala D’Hort. Debido a su alto valor ecológico, este islote está protegido como reserva natural desde el año 2002. Está formado por los islotes de Es Vedrá, Es Vedranell y los Es Illots de Ponent y puede reconocerse desde muchos puntos de Ibiza, Formentera e incluso la Península Ibérica. En las últimas décadas, decenas de mitos y leyendas se han un islote “con propiedades mágicas de acumulación de energía”. Está considerado como un lugar mágico y con poderes especiales. Mucha gente asegura haber visto OVNIS y luces misteriosas alrededor del islote. No cabe duda del atractivo de este lugar, aunque con humor se comenta que los hippies y sus “viajes” alucinógenos eran la causa de estos misteriosos avistamientos.

Por otro lado, expertos e investigadores de fenómenos paranormales afirman que en Es Vedrà podría existir la versión mediterránea del ‘Triángulo de las Bermudas’, donde los barcos se perderían por culpa de inexplicables fallos en los aparatos de navegación. En este caso estaría formado por nuestro islote favorito, la costa suroeste de Mallorca y el Peñón de Ifach (Alicante). La supuesta radiación magnética de esta roca ibicenca también ha llegado a ser comparada con las piedras de Stonehenge, las pirámides de Egipto y las estatuas de la isla de Pascua. Se dice que su poderosa energía envuelve a la isla de Ibiza y que es el motivo de fenómenos extraños.

CALA LLENTIA Y «LA BRÚJULA PARA OVNIS»

Esta cala parece estar olvidada por los turistas y residentes, tampoco suele haber muchos bañistas ya que con apenas 30 metros de playa, arenas rocosas y posidonia en el mar no es un buen atractivo para darse unos baños. Pero también es un lugar idóneo para poder meditar y reflexionar ya que se ha convertido en unas de las calas más misteriosas de Ibiza, y es que su macroescultura de 13 monolitos con casi 20 metros de altura no pasa nada inadvertida. Se trata de una escultura que el multimillonario y fundador del Circo del Sol, Guy Laliberté, mandó construir próxima a su mansión al artista australiano Andrew Rogers, el cual asegura que Laliberté con esta obra pretende representar el movimiento de los planetas alrededor del sol. Cada una de las columnas debía estar alineadas siguiendo la sucesión Fibonacci, en la que cada número resulta de la suma de los dos anteriores. Esta escultura tiene una columna central similar a un reloj de sol con un baño de oro de 23 kilates en la punta. Fue bautizada como “la brújula de los ovnis” y es posiblemente una de las obras de arte moderno al aire libre más espectaculares del mundo.

Otra de las obras que podemos encontrarnos en la zona son las puertas de Cala Llentia del que se desconoce su autor, y se trata de dos puertas enfrentadas una con otra desde donde podemos observar en el horizonte el islote de Es Vedrá. Este es un habitáculo sin paredes de unos tres metros de lado y con forma cuadrada, tiene unos motivos árabes grabados en el suelo, puertas y marcos en el que destaca una mano de Fátima, amuleto el cual, en el Norte de Africa era asociado con un atributo a la diosa Tanit, la diosa de Ibiza.

Leave a Reply

X